XXX ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN DEL REAL BURGOS

El pasado Domingo 4 de Agosto se han cumpido treinta  años de la fundación del Real Burgos Club de Fútbol. Las efervescentes gestiones llevadas a cabo por la Junta Directiva Provisional del naciente Club durante los meses de junio y julio de 1983, que posibilitaron la constitución de la querida entidad rojipardilla, ocupan un capítulo destacado en el Libro de la Historia del Real Burgos. Pero en la conmemoración del aniversario en la web oficial, nos centraremos en detallar algunos aspectos de la Asamblea de socios que alumbró el nacimiento de esta entidad futbolística burgalesa, que es una SAD, y que felizmente continua activa.

ASAMBLEA FUNDACIONAL DEL REAL BURGOS CLUB DE FÚTBOL

Para el día 4 de agosto de 1983 fueron convocadas una Asamblea Ordinaria y una Asamblea Extraordinaria. La Real Federación Española de Fútbol había concedido la oportuna autorización el 21 de julio para la celebración de las mismas. Tienen lugar en el Salón de Actos de la Caja de Ahorros del Círculo Católico de Obreros, ubicado en la calle Julio Sáez de la Hoya de nuestra ciudad, lugar en el que el Real Burgos continuó celebrando sus Asambleas, y desde el día 2 de septiembre de 1992 Juntas Generales de Accionistas, una vez transformado en Sociedad Anónima Deportiva. En la Asamblea Extraordinaria los socios asistentes ratificaron por unanimidad el cambio de nombre de Burgos Promesas a Real Burgos Club de Fútbol, y aprobaron también por unanimidad los Estatutos de la naciente entidad deportiva. La referida reunión se configura como la Asamblea constituyente del Club, y determina la fecha de su fundación.

Asistieron al histórico acontecimiento doscientos cincuenta socios. La Mesa Presidencial estaba compuesta por los directivos provisionales siguientes: Félix Castrillo Herrera (Presidente), Antonio Marañón Sedano (Vicepresidente), José Miguel Santillán (Tesorero), Fernando López (Secretario), Aurelio Juez (Vocal), y Gonzalo Arribas (Vocal). El Presidente de la Federación Territorial Oeste de Futbol, Benito Zafra, no asistió pese a haber anunciado su presencia, así que en representación de la Federación Española de Fútbol, dando fe de lo acontecido, estuvo el Secretario General de la Delegación Provincial de Fútbol de Burgos, Fernando Martín. Las citadas asambleas transcurrieron en el espacio de dos horas.

La Asamblea Ordinaria tuvo el Orden del Día siguiente:

1.- Presupuesto para la temporada 1983/84

2.- Informe de las gestiones realizadas por la Junta Directiva Provisional

3.- Ruegos y preguntas.

La Asamblea Extraordinaria se ajustó a este Orden del Día:

1.- Ratificación del cambio de nombre del Club, pasando de Burgos Promesas a Real Burgos Club de Fútbol.

2.- Aprobación de los Estatutos del Real Burgos CF

3.- Aprobación de convocatoria de elecciones y del calendario electoral.

4.- Ruegos y preguntas.

Mesa presidencial de la Asamblea constituyente del Real Burgos Club de Fútbol, el día 4 de agosto de 1983. De izquierda a derecha: Aurelio Juez, Fernando López, Fernando Martín, Félix Castrillo, Antonio Marañón, José Miguel Santillán, y Gonzalo Arribas.

En la Asamblea Ordinariafue aprobado el presupuesto para la temporada 1983/84, que alcanzaba un montante de 34 millones de pesetas (203.764 €). Aunque se consideraba que una ciudad de la población de Burgos podría aportar unos 6.000 socios, en un ejercicio de prudencia, el presupuesto lo elaboraron sobre una previsión de entre 4.000 y 5.000 socios. El número exacto de abonados finalmente alcanzado fue de 3.920 (3.400 adultos y 520 infantiles).

Las partidas más importantes se desglosaban en: Sueldos de jugadores 14 millones y medio de pesetas (86.900 €). Primas: 3.200.000 pesetas (19.178 €), considerando que el equipo se mantuviese siempre en el primer puesto. Prima adicional por el ascenso a Segunda “B”: cinco millones de pesetas (30.000 €). Retribución del entrenador: 1.500.000 pesetas (9.000 €), que se elevaría a 2.050.000 pesetas (12.300 €) si obtenía el ascenso. Secciones inferiores 2.500.000 (14.983 €). Sueldos administrativos: dos millones de pesetas (12.000 €).

Si no se ascendía, el presupuesto disminuía hasta 25.500.000 pesetas (153.000 €) al no tener que abonarse las primas ni a los jugadores, ni al entrenador.

La nómina mensual del Club era de 1.700.000 pesetas (10.200 €), incluidos jugadores y empleados.

Las primas se limitaban a 5.000 pesetas (30 €) por victoria fuera de casa, ocupando el primer puesto; 2.500 pesetas (15 €), si era el segundo puesto, y 1.000 pesetas (6 €) en el tercer puesto. El entrenador siempre percibiría una prima doble por los citados conceptos. Los cinco millones de pesetas por el ascenso se distribuirían así: dos millones de pesetas entre toda la plantilla (12.000 €), y tres millones de pesetas (18.000 €) en función de los partidos jugados. Desde 180.000 pesetas (1.080 €) por todos los partidos jugados a 12.5000 pesetas (75 €) por dos partidos mínimo por los que se entraba al reparto. El entrenador cobraría 550.000 pesetas (3.300 €) como prima de ascenso.

Sin solución de continuidad se inició la Asamblea Extraordinaria, y el acontecimiento crucial que hoy celebramos. Una vez que los asambleístas aprobaron por unanimidad el cambio de nombre a Real Burgos Club de Fútbol, y los colores oficiales pardo y carmesí, acto seguido estos prorrumpieron en una salva de aplausos, ovación que se prolongó durante varios minutos.

A continuación el Secretario, Fernando López, procedió a la lectura íntegra de los Estatutos, que se componían de 38 artículos desarrollados en nueve capítulos. Los Estatutos se habían presentado fechas antes en la Real Federación Española de Fútbol, y ésta les había aprobado. Los socios los secundaron unánimemente.

El 11 de septiembre de 1983 los Estatutos del Real Burgos Club de Fútbol fueron ratificados por el Consejo Superior de Deportes.

Los asambleístas deciden que las elecciones se celebren el día 20 de octubre de 1983. Se procedió a la elección por sorteo de la Junta Electoral, y la componían los socios: Jose Ramón Hernández, Antonio Morquecho de la Calle, Carlos García Pascual, Virgilio González, y Prisciliano Merino, y tres suplentes: Celestino Abajo, José María Delgado, y Carmelo de Santiago.

En previsión de que pudieran concurrir varias candidaturas se acordó que una Junta Gestora integrada por cinco miembros se hiciese cargo de la dirección de los asuntos corrientes de gestión del Club. Voluntariamente aceptaron componerla los socios: Miguel Jerez, Vicente Vivancos, Jesús Izquierdo, Gonzalo Sainz, y Manuel Ibarra.

En la celebración de la efeméride, vayan estas pinceladas como un minúsculo anticipo de lo mucho que queda por leer de la Historia del conjunto pardicarmesí.

Por: Jesús Ignacio Delgado Barriuso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *