Se cumplen 24 años del ascenso a Primera División del Real Burgos

ASCENSOEsta semana se cumple la efeméride del ascenso de la entidad rojipardilla a Primera División. Encuentro celebrado el día 6 de mayo de 1990, en el Estadio de “San Mamés”.

Espectadores: 20.000, de los cuales más de 5.000 eran burgaleses, que se habían desplazado en veintidós autobuses (dieciséis contratados por el club y seis por  la “Peña Pacheta”), y en cientos de vehículos particulares. El viaje organizado costaba 800 pesetas (5 €).  

Previamente se disputó el partido Athlétic Club – Rayo Vallecano, de Primera División.

Entradas: 800 pesetas la más barata (5 €), y 2.000 pesetas la más cara (12 €), incluido el partido de Primera.

Bilbao Athlétic Club: Quique Burgos, Galdames, Mendiola, Somavilla, Merino, Del Val, Izurza (Cuéllar, m.70), Mosca, Uribarrena, Alfonso, y Garitano. Entrenador: Iñaqui Sáez.

Real Burgos CF: Bastón, Ribera, Chelis, Tamayo, Portela, Tocornal, Magdaleno (Pérez Hurtado, m.70), Karabeg, Peña, Villarroya (Brasi, m.54), y Juric.

Arbitro: Casajuana Rifá (Colegio catalán). 

El Real Burgos disputó con nueve jugadores los últimos veinte minutos, al unirse a la expulsión de Tocornal, la lesión de Chelis, y tener agotados los dos cambios que únicamente permitía el Reglamento.

En el minuto seis, el filial del Athletic Club marca por medio de Izurza. Ya en la segunda parte, minuto 53, Juric consigue el empate.  Chelis saca una falta que despeja el meta local, el rechace lo recoge Chelis que de nuevo centra, rematando Juric.  Delirio entre los aficionados burgaleses. La fuerza, la disciplina, las ganas y la generosidad física de los jugadores consiguieron el punto preciso para el ascenso matemático, en una segunda parte agónica en su tramo final.  El cuadro pardicarmesí quería obtener el ascenso en Bilbao, para no tener que esperar a los tres encuentros siguientes, y lo consiguió.

Explosión de júbilo en el césped, invadido por la hinchada rojipardilla.  Desde antes del inicio los seguidores no cesaron de animar con sus clásicos cánticos, así como durante el encuentro.  Las banderas y bufandas con los colores del Real Burgos inundaron “San Mamés”.  Salieron en volandas Miguel Bastón y Pedrag Juric.  La afición y los jugadores dieron la vuelta de honor.

 

Documentación: Jesús Ignacio Delgado

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *