Los héroes del primer ascenso del Real Burgos regresan a El Plantío

Plantilla 30 años 1Emotiva y cargada de recuerdos. Así fue la tarde de ayer en la que se reencontraron los héroes que llevaron al Real Burgos C.F. a su primer ascenso en 1985. Fue el principal acto de conmemoración de este XXX aniversario de un ascenso, el de entonces, que devolvió a la ciudad de Burgos la ilusión y la pasión por el deporte.

Y ayer, de nuevo en el feudo rojipardillo, El Plantío, se dieron cita los míticos Bastón, De la Viuda, Pedro Luis Tamayo o Montero, entre otros. Un reencuentro que sirvió para aflorar viejas anécdotas y recordar un tiempo en el que el fútbol burgalés supo reinventarse. En tan sólo 4 años, tomando el relevo del desaparecido Burgos C.F., el Real Burgos logró ascender a Segunda División B, en un doble partido en el que logró la victoria por la mínima en casa y un empate que supo a victoria en Huesca. Una 2ªB mucho más competitiva que ahora y en la que los rojipardillos estuvieron solo dos años hasta alcanzar el ascenso a Segunda, como bien recordó el presidente de la entidad en aquella época, Antonio Marañón.

Plantilla 30 años 2A los actos se sumó el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, quien volvió a recordar sus tiempos mozos en el fondo sur del estadio disfrutando con los goles del equipo de todos los burgaleses y cantando aquello de “Miguel Bastón, a la selección”.

Y las anécdotas siguieron sucediéndose apoyadas en un recuerdo fundamental, la amistad y la camaradería que existía en aquella plantilla y en un fútbol, el de entonces, no tan profesionalizado y mucho más cercano. Hubo también tiempo para recordar a quienes formaron parte de aquel sueño y que hoy ya no están.
Después, los exjugadores volvieron a pisar el césped que tantos buenos momentos les hizo vivir. Una visita en la que los jugadores compartieron fotos y momentos con las plantillas actuales del Real Burgos, la que milita en Regional, los cadetes y los juveniles.

Plantilla 30 años 3Un encuentro, el de ayer, que amenaza con no ser el último. Y es que el Real Burgos C.F. SAD mantiene intacto el espíritu y la ilusión de aquellos tiempos, hoy en categorías mucho más modestas, pero con las mismas ganas y pasión de quienes, hace ahora 30 años, dieron los primeros pasos hacia un ascenso meteórico y heroico que le hizo valer al Real Burgos si apodo de “matagigantes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *