shopping-bag 0
Items : 0
Subtotal : 0,00
View Cart Check Out

30º ANIVERSARIO ASCENSO A PRIMERA: «DESTIERRO» EN «LAS GAUNAS»

REPETICIÓN DE LA PRIMERA ELIMINATORIA DE COPA EN “LAS GAUNAS”:                                                              REAL BURGOS CF  0  REAL SOCIEDAD  1                                                            

Por: Jesús Ignacio Delgado Barriuso

El Comité de Competición de la RFEF resolvió estimando la impugnación de la Real Sociedad, anulando el primer partido y su resultado, y acordando que se celebrase un nuevo encuentro en otro campo, determinando que fuese el viejo y ya derruido Estadio de “Las Gaunas” de Logroño, compartiendo ambos clubes los gastos generados por la organización de la repetición del  primer partido de la eliminatoria. Resolución salomónica,  pues el artículo 38 del Libro VIII del Reglamento del Régimen Disciplinario solo contemplaba sanciones interviniendo mala fe, pero no en caso contrario. De esta manera el Comité trató de contentar a ambas partes, y lo consiguió, pues tanto el Real Burgos como la Real Sociedad no recurrieron ante el Comité de Apelación. El citado artículo, en su apartado primero establecía: “En los casos de indebida alineación de un jugador por no cumplir los requisitos reglamentarios o estar sujetos a sanción federativa que se lo impida, el club culpable, si hubiese obrado de mala fe será sancionado, siendo la competición por puntos con el descuento de dos de estos en su clasificación, si lo fuere por eliminatorias, se resolverá la que se trate en favor del inocente. En uno y en otro caso se impondrá al club responsable multa accesoria del doble al cuádruplo de su aforo». El punto quinto del referido artículo 38 añadía: «Si como consecuencia de la indebida alineación, habiendo concurrido mala fe, se resolviese la eliminatoria en favor del inocente y faltare por celebrar el segundo de los encuentros en su campo, este deberá ser indemnizado por el culpable que, en función el promedio de las recaudaciones de competiciones de clase análoga en el periodo de los cinco últimos años, se determine».

Las alegaciones del equipo jurídico y la propia gestión personal de Antonio Martínez Laredo con la carta enviada al Comité de Competición de la RFEF, exponiendo la ausencia de mala fe en el Real Burgos al proceder el jugador Manuel Jesús González Peña de otro club, y desconociendo la acumulación de tarjetas que arrastraba, resultaron eficaces y convincentes y  evitaron la que podría haber sido una eliminación directa, si el Comité se hubiese limitado a aplicar los hechos probados.

La entidad rojipardilla negoció con RENFE la puesta a disposición de dos trenes, para propiciar un desplazamiento masivo de los aficionados burgaleses. El viaje fue gratuito, el convoy salió a las 17:00 horas y regresó a las 10:45 horas. Los dos ferrocarriles facilitados eran muy antiguos, casi de finales de los años 50 del siglo XX,  con 16 vagones cada uno, destartalados e incomodísimos. Los departamentos con puertas y asientos de madera y fotos de paisajes de la geografía española en blanco y negro sobre los respaldos. Bastantes seguidores rojipardillos estuvieron muy apretados en algún compartimento, o tuvieron que permanecer en el pasillo, lo que unido a la fuerte canícula veraniega les deparó un viaje aún más insoportable, sobre todo a la vuelta en la que incidía además la derrota sufrida. También se desplazaron ocho autocares e infinidad de vehículos particulares.

Repetición celebrada hace hoy 30 años, el jueves, día 14 de septiembre de 1989 en el viejo Estadio de “Las Gaunas” de Logroño a las 20:00 horas. Espectadores: 12.000 (de los cuales más de 8.000 burgaleses y 1.000 donostiarras). Precios para los socios del Real Burgos: 500 pesetas (3 €). El público en general pagaría: 1.500 (9 €) y 1.000 (6 €). Taquilla: 5.700.000 pesetas (34.000 €), asignando un 14% para el CD Logroñés: 798.000 pesetas (4.800 €), como club organizador. Los gastos organizativos alcanzaron los 4.000.000 pesetas (24.000 €), afrontados entre Real Burgos y  Real Sociedad.

El CD Logroñés no hizo gala de buen anfitrión. No informó por megafonía y se demoró demasiado en comunicar a las directivas de los clubes contendientes el importe de la recaudación, y adoleció de una organización desastrosa, pese a militar en Primera División por tercer año consecutivo. Las colas en la única taquilla habilitada para los socios burgaleses por el club riojano fueron interminables, accediendo a las gradas muchísimos espectadores con el partido ya iniciado. El caos fue absoluto en la salida de los vehículos con los aficionados pardicarnesies de las inmediaciones del recinto deportivo.

Real Burgos CF: Bastón, Francis, Ribera, Tamayo, Portela, Barbaric, Karabeg, Azcona (Llabrés, m 50), Karabeg, Villarroya, Chelis (Novoa, m.78) y Juric.

Real Sociedad: González, Bengoechea, Uría, Larrañaga, Górriz, Gajate, Mújica (Menchaca, m.68), Aguirre. Villabona, Fuentes y Goicoechea (Lasa, m.50).

Árbitro: Raúl García de Loza (Colegio Gallego). Tarjeta amarilla para Francis y expulsión de Naya con roja directa, de manera incomprensible, tras la señalización del penalti a favor del once franjipardo por  entender el incompetente trencilla que protestaba por la señalización del mismo.

El Real Burgos no pudo contar con Enrique Magdaleno algo resentido del partido  de Liga en Huelva, ni lógicamente con el “causante” involuntario del “destierro” burgalés Manolo Peña. En cambio debutaba Ivica Barbaric, que al igual que el resto de sus compañeros no tuvo una gran actuación.  Una lástima que los más de 8.000 incondicionales burgaleses que protagonizamos un espectacular desplazamiento sin precedentes en el fútbol burgalés, no pudiéramos llevarnos una nueva alegría. Pero aquella calurosísima tarde-noche veraniega en Logroño la escuadra rojipardilla no logró ni siquiera parecerse a la que nos encandiló en el partido invalidado. A pesar de todo, nuestra hinchada que había recibido con vistosas bengalas  al once pardicarmesí, no cesó de animar durante todo el partido. El gol de la Real Sociedad fue anotado en el minuto 80 por Lasa que recoge el balón entre dos defensas al borde del área, mediando una cesión de cabeza de Bengoechea, y tras progresar bate de cerca y por bajo a Miguel Bastón. Inmediatamente después, en el minuto 82, en una rapidísima jugada de Arnaldo Llabres, éste intenta centrar desde la línea de fondo pero Górriz toca con la mano, señalando el colegiado gallego penalti. Lanza Ivica Barbaric flojo y por el centro, por lo que González despeja y el croata no puede empalmar bien el rechace ante la oposición de dos jugadores realistas.

Al término del encuentro José Antonio Naya manifestaba: “Que no se fie la Real Sociedad, pues igual puedo yo ganar en Atocha”

Marcos Antonio Boronat por su parte indicó: “Evidentemente hemos jugado de forma distinta al encuentro que perdimos en El Plantío, hemos aprendido bastante, conocíamos mejor al Real Burgos por haber luchado contra ellos y hoy el conjunto burgalés no ha podido sorprendernos”.

Texto y Documentación:                                                                                                                                                            Jesús Ignacio Delgado Barriuso                                                                                                                                               Real Burgos CF·SAD                                                                                                                                                             Área de Comunicación y Eventos

 ¡¡AUPA REAL BURGOS!!                                                                                                                ¡¡ADELANTE MATAGIGANTES!!

Leave a Reply