25 AÑOS DEL REAL BURGOS EN 1ª: PRESENTACIÓN

25 AÑOS DE LA PRESENTACIÓN DEL REAL BURGOS CF QUE ASCENDIÓ A PRIMERA                                                       Por:  Jesús Ignacio Delgado Barriuso 

El día 6 de mayo de 2015, se cumplirán 25 años del añorado ascenso del Real Burgos a Primera División. La escuadra rojipardilla completó una sensacional temporada 1989/90, que culminó con el acceso a la máxima categoría.  Precisamente hoy hace 25 años tenía lugar la presentación oficial de la fabulosa plantilla que consiguió aquel éxito arrollador. Aconteció el día 18 de julio de 1989, ante unos 6.000 espectadores, que llenaron la Tribuna y un tercio del Fondo Sur de “El Plantío”.

Antonio Martínez Laredo, de 53 años, nacido en la localidad burgalesa de Robredo de Temiño, había accedido a la presidencia franjipardilla el día 1 de junio de 1989, sin necesidad de celebrarse votaciones (al ser el único candidato), y avalado con la friolera 1.350 firmas de socios (siendo válidas 910), aunque le bastaban con 381.  Ese día 18 de julio de hace 25 años, a los futboleros de la ciudad les invadía una  expectación inusitada por conocer las evoluciones de los nuevos fichajes.

91-92  M.Laredo 3 - copia (2)                   89-90 Naya - copia (2)

La afición burgalesa estaba convulsionada desde principios del mes de abril de 1989, en que Martínez Laredo alcanzaba el acuerdo con los directivos del Real Burgos para liberarles de sus avales, por importe cercano a los 40 millones de pesetas (240.000 €), a cambio de convocar elecciones, para que accediera a la presidencia.

Laredo presentaba el día 21 de abril de 1989 en rueda de prensa, a José Antonio Naya Mella (55 años) como entrenador, y a Fernando Santos de la Parra (44 años) como Gerente.  El técnico gallego ya había comenzado a realizar contactos y gestiones desde primeros de abril con la única intención de configurar una plantilla muy cualificada y relevante.  Se habián rumoreado un montón de candidatos para el banquillo pardicarmesí, casi todos con pasado madridista (entre ellos el recientemente fallecido y homenajeado Alfredo Di Stéfano), pero Naya fue el elegido. La incorporación del nuevo Gerente originó problemas en el transcurso del año con el Gerente en activo, José Antonio Fernández Alvarez “Pocholo”.

Las declaraciones del financiero afincado en Madrid ilusionaban a los aficionados, pues hablaba claramente de que el objetivo era la Primera División. Anunciaba un presupuesto importante, renovación de la plantilla con buenos fichajes, para los cuales destinaría 105.000.000 pesetas (63.000 €), así como un considerable incremento de las cuotas de socios.  En las sucesivas intervenciones públicas reiteraba que: Arriesga su dinero, pero cobrará hasta el último duro”.                                                                                                                                                                                                                                                                                                    

A pesar del advertido incremento del precio de los abonos, el entusiasmo entre los seguidores era enorme, tal es así que en el acto de campaña electoral celebrado el día 12 de mayo de 1989, 1.500 seguidores abarrotaron el Salón Teatro del Círculo Católico de Obreros, en la Calle Concepción.  Laredo se dió un baño de multitudes: fue introducido a hombros en el Salón del Círculo bajo gritos de “Laredo, Laredo, Laredo”, y ovacionado y aclamado varias veces en el transcurso del evento.  Para el futuro presidente el acto resultó aún más emotivo, pues se daba la circunstancia de que desarrolló su etapa escolar en el Colegio de los Maristas que se encontraba en esa misma calle, enfrente de la Iglesia de San Cosme y San Damián.                                                                                                                                                                                                                                                             Resaltar que la arrolladora incorporación de Laredo, con todos los anuncios e informaciones que le rodearon, sucedía faltando casi tres meses para la conclusión de la Liga, lo que ocasionó el malestar del entrenador vigente Luis María Astorga Lete y de los jugadores que finalizaban contrato.  No obstante resulta de justicia reconocer su profesionalidad y entereza, pues acumularon once jornadas sin perder, salvando holgadamente la categoría de Segunda A en el 15º puesto.

Del referido malestar de entrenador y jugadores, de los problemas con “Pocholo”, y del “Caso Guillermo Ortega” doy cuenta más detallada en  el libro de la Historia del Real Burgos.

                         

PRESENTACIÓN DE LA PLANTILLA                                                                                                                            

Volviendo a la jornada de presentación de aquel 18 de julio, por la mañana se celebró la tradicional Misa de comienzo de temporada en la nave central de la Catedral, oficiada por el Consiliario del Club, Don Isidoro Díaz Murugarren.  Pedro Luis Tamayo, presentó un ramo de flores ante Santa María La Mayor, Patrona de Burgos.  Posteriormente, tuvo lugar la comida de hermandad entre directiva, cuerpo técnico, y plantilla en el Restaurante Los Chapiteles”.                                                                                                                                                                                                                                                                                                        

A las 20:30 dio comienzo la presentación oficial en “El Plantío”, con el canto del Himno a Burgos.  Después por la megafonía se nombró individualmente a cada jugador, que fue saludando según le llegaba el turno.  El Presidente, Martínez Laredo tuvo el detalle, de dar la bienvenida en inglés a los entonces tres fichajes yugoslavos Juric, Karabeg, y Barbaric (dos bosnios y un croata).   A continuación, pronunció un encendido discurso, del cual lo más  destacado fue lo siguiente: “Habéis venido a un club absolutamente serio, que cumplirá con todos los compromisos.  Vamos a ser unos directivos muy exigentes. Quiero que esta plantilla se convierta en el equipo a quien todos quieran batir, y de vosotros depende que seáis muy difíciles de doblegar.  Tenéis que conseguir que con vuestro juego se llene el Estadio”.                                                                                                                                  

José Antonio Naya revolucionó la plantilla con la incorporación de quince fichajes (en el transcurso de la temporada se incorporaron otros dos), dando la baja a 18 jugadores. 

89-90 9 - copia (2)

En la foto superior, de izquierda a derecha: Antonio, Ortega, Karabeg, Francis, Ribera, Medina, Pacheta, Peña, Magdaleno, Tamayo, y Bastón.  Sentados, de izquierda a derecha: Barbaric, Juric, Portela, Chelis, Pérez Hurtado, Llabrés, Asensio, Abad, Edu, Castresana, Villarroya, y Mata.                                                                                                                                                                  

En el acto comparece el argentino Guillermo Ortega Sánchez, que incluso acudió a la concentración en Foz (Lugo), pero que finalmente no fue fichado, al arrastrar molestias de una lesión, y además descubrirse que no había jugado en la Primera División de Argentina con el Atlético San Lorenzo de Almagro. La figura era su hermano Norberto.

Llama poderosamente la atención que también fueron convocados a la presentación oficial cuatro jugadores burgaleses que no permanecieron en la plantilla: José Medina Urbaneja, y Luis Miguel Castresana Mecerreyes, que ficharon por el CD Lugo de Segunda B antes del comienzo de temporada; José Rojo Martín “Pacheta”, que pasó a integrar la plantilla del por entonces equipo filial en Tercera Atlético Burgalés; y Eduardo Vélez Díaz Edu, que fue cedido al Atlético Marbella en Segunda B.

No aparecen en la foto de la presentación oficial:  Fernando Tocornal Linares y Domingo Novoa Heras, incorporados a los pocos días, y Oliver Chinea Nefrín, y Luis Berenguel González “Brasi”, fichados en el transcurso de la temporada.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   Laredo elaboró un presupuesto para la temporada 1989/90  de 287.214.000 pesetas (172.6120 €), de los cuales personal y jugadores suponían 194.000.000 pesetas (116.597 €).

Las cuotas de socios se correspondían con los precios siguientes.

Tribuna: 35.000 pesetas (210 €) los adultos; 26.500 (159 €) pesetas los jubilados, juveniles, e infantiles.                   Lateral: 17.000 pesetas (102 €) los adultos; 13.000 pesetas (78 €) los jubilados, juveniles, e infantiles.                       Fondos Norte y Sur: 15.000 pesetas (90 €) los adultos; 9.000 pesetas (54 €) los jubilados, y juveniles; y 2.500 pesetas (15 €) los infantiles.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *